El libro es nuestro amigo

El libro es nuestro amigo
El libro es nuestro amigo. Cuando un niño o un adolescente leen tiene la posibilidad de asomarse a mundos inusitados

El valor de las letras

Cuando un niño o un adolescente lee, vuela con su imaginación al infinito. Las letras nos hacen cabalgar sobre mundos extraordinarios, ser princesas entre castillos de ensueño, héroes salvadores de la humanidad o alegres saltamontes rodeados de mariposas y ráfagas de brisas primaverales. Podemos elevarnos con la quilla de algún barco pirata, saltar de una nave hacia el espacio sideral o cruzar la puerta de la realidad hacia sitios fantásticos. La literatura es magia para nuestra primera infancia tanto como aventura en la adolescencia o pasión en la juventud. Los cuentos, poemas y relatos son las alas del alma.

¡Como Alicia en el País de las Maravillas...pasemos juntos del otro lado!


Any Carmona

lunes, 24 de diciembre de 2012

NAVIDAD













N ecesitamos paz
A lcanzar amor y perdón
V ivir en renovada reflexión
I nvitando a Jesús a la mesa
D émosle el mejor presente
A unando deseos de hermandad
D ios viene a nosotros, una vez más.


ANY CARMONA

sábado, 1 de diciembre de 2012

PENSAMIENTOS



Mariposas de colores
para mi niño.
Flores Pensamientos 
en lilas y azules
Ramos de alegría
cubriendo tu cuna.
Cubriendo tu sueño.

En medio de un mundo 
ensoñado y tierno
giran y aletean
con alas de viento,
todos mis amores.
mis caricias,
mis cuentos.

Y desde esa nube,
sobre tu sonrisa,
cuido yo tus juegos.
Por eso, mi niño
no temas, no dudes.
Que te estoy queriendo.

ANY CARMONA


EL HADA DE LOS SUEÑOS



Se abrió una rosa
tocada por el rocío.
Brilló el viento
susurrando en el aire.
Y al son de la lluvia
bailaron mariposas.
Instantes mágicos
de notas musicales
y cuentos de princesas.
Donde el hada buena
que cuida a los niños
bajó hasta tu cuna,
mi niña dormida.
En sueños la ves, 
en sueños te sonríes.
Ella te protege.

ANY CARMONA

jueves, 9 de agosto de 2012

LUNA LOTA por Any Carmona y LA LUNA ROTA por EMMA SEGOVIA


















LUNA LOTA por Any Carmona

Cuando de niña miraba
el firmamento azulado
veía una luna incompleta
pues estaba en creciente
o menguante su huella.

El cielo de la noche
era un manto de lentejuelas.
Estrellas como brillantes
titilaban sobre su tela.

"¡La luna etá lota!
¿Po qué etá lota la luna?"
Lloraba mi alma de pena,
sentía mi corazón,
una pérdida.

¿Es que un trozo le sacaron
y por eso no está llena?
¿Es que perdió su sombrero
o se sacó la pollera?

Volaba, soñaba esa nena
entre cielos imperfectos.
Más creía a la luna doliente
y la nombraba "luna lota".


ANY CARMONA


















LA LUNA ROTA por Emma Segovia
A Any Carmona

Madre, la luna
esta rota,
y eso me da pena.

No llores Anita
va mutando su rostro
pero es, siempre ella.

Sus faces cambiantes
son pícaros juegos
de cielo y estrella.

Madre, la luna
esta rota,
y eso me da pena.

No llores Anita
que mágicos duendes
cuidan su belleza.

Y les regalan flores
y alegran su pecho
cada día de fiesta.

También lo cubren
de nacarado brillo
con cristales de bohemia.

Por eso mi niña
no llores que la luna
hoy, es luna nueva...


EMMA SEGOVIA

lunes, 6 de agosto de 2012

LOS AMIGOS DE LAS FLORES


Las flores y en especial las rosas,
tienen infinidad de amigos.
La mujer es la primera
porque compite en belleza.
- ¿Quién de las dos es la más linda? –
pregunta a la jardinera, la rosa.
- Soy yo – contesta la dama
que en el agua se mira
y en ella se refleja.

- No es así - dice el jazmín
- La más bella es la rosa
y el más fragante soy yo
aunque el color de las alegrías,
lleva la mejor puntuación –

La segunda amiga de las flores
es la abeja
pues con su polen amarillo,
fabrica un alimento único
que llamamos miel.
Suave, transparente y dulce jarabe.
Rica y empalagosa,
la servimos en una bandeja.

El tercer plano es para el rocío.
Baña el jardín por las noches,
engalanando sus pétalos
de gotas como diamantes.
Joyas rutilantes que brillan
como el más caro collar.

El cuarto es el sol vibrante
que a través de la fotosíntesis
les da energía y vigor.

Luego, la regadera.
Con chorros de agua cristalina
calma su sed por las tardes,
justo antes de que baje el sol.

El sexto es la tierra fértil.
Las alimenta y nutre
y les da su bendición.

Y por último,
el único que le da sólo amor
a la flor: el colibrí.
Un ave pequeñita
de alitas movedizas
y pico besucón.
A cada hora vuela muy cerca
para darle sus besos largos
de pasión.

Los amigos de las flores son muchos
pero no hay que olvidarse
de su octava y más necesaria
relación: el poeta jardinero.
¿Qué sería de él sin la flor?


 ANY CARMONA

jueves, 2 de agosto de 2012

CORAZÓN DE ALCAUCIL



Cogollito de alcaucil,
mi más preciado bocado.
Su sabor es inigualable,
su ternura, sin par.

Para llegar al centro,
hojas duras y espinas
de gustos amargos,
deberás franquear.

Alcachofas en cogollos
conservados en oliva,
elixir de los dioses,
la mayor delicia.

Si descubrir sabes,
el corazón del alcaucil,
un tesoro,
un manjar de reyes,
una perla, encontrarás.

ANY CARMONA

UNA MANZANA AL DÍA


“Una manzana al día,
del médico te alejaría”
¿Tiene que ser verde
o tiene que ser roja?

Tengo una manzana verde
y una manzana roja.
De colores diferentes
y  texturas hermosas.

Por fuera parecen opuestas
pero por dentro su carne
es similar:
Dulce, suave y jugosa.

Manzanas verdes
para cocinar una tarta
Manzanas rojas  como postre
o para hacer una compota.

Ambas son  frutas amables.
Su piel es diferente
pero su corazón,
es rosa.

ANY CARMONA

LA BUENA MANDARINA



Estaba la mandarina
rodando sobre la mesa.
Tenía una cáscara fina
como una capa de princesa.

Ella sí que era engañosa
como una buena mandarina,
por fuera de ácido picante
y por dentro dulce y mimosa.

Rueda, rueda mandarina
y conviértete en mermelada.
Le diré a un hada madrina
que cambie tu fachada.

Te quiero dulce, te quiero fina
como una buena mandarina.


ANY CARMONA


PERAS AL OLMO


No se puede pedir
suaves peras al gran olmo.
Peras deliciosas,
carnosas y sabrosas
pues solo ramas verdes
él te dará.

Si quieres peras de agua
busca un peral frondoso
que pronto frutas nuevas,
en tu mesa tendrás.

Y las gotas de su jugo
llenarán tu boca
con el mejor manjar.
Dulce, tierno, fresco
en tu paladar.

Recuerda siempre
de no pedir peras al olmo,
pídeselas al peral.

ANY CARMONA




martes, 24 de julio de 2012

CAJITA DE MÚSICA



Te vi en el anaquel
de la juguetería.
Eras de madera
adornada de flores.
Y encima de ti,
con rayas pintadas,
dos miniaturas
me miraban fijo.

- ¿Qué es esto?
Nunca vi nada igual -

El juguetero te alzó y en tu vientre,
dio vueltas a una llavecita
Una, dos, tres vueltas
y se hizo la música
con movimiento y compás.

Cajita de música
con pista que gira.
Pequeñas abejas
que bailan al son.

- No puedo creerlo.
¡Esto es magia pura! -
Me brotan las lágrimas
al mirar tu andar.

¡Dulce artesanía
que alegra mis tardes,
suave melodía
para mi vejez!


ANY CARMONA

ORIGAMI LINDO


¡Vuela por el aire  en veloz carrera!
¡Vuela, mi avioncito de papel!
Lo lanzo al infinito
para que llegue al cielo,
para que toque las estrellas
y la luna también.

¡Ahí va volando!
¡Muy alto, muy lejos!
Mi boing de papel.
Hecho de hojas blancas,
cuadriculadas de mi carpeta.
Pintado con tinta y tiza,
es mi máquina fiel.

Yo lo construí aerodinámico.
Le hice planos exactos
con regla y lápiz.
Un ingeniero soy.
Para que vuele alto,
para que vuele lejos,
mi avión es un pájaro.
¡Todo un milagro al sol!

¡Una saeta, un rayo,
una línea invisible!
¿Dónde estás ahora,
que no te puedo ver?
Te fuiste volando,
te fuiste al espacio.
Y sobre tus alas blancas,
Origami lindo,
yo voy cabalgando.


ANY CARMONA 

viernes, 22 de junio de 2012

"Zimpa el duende" cuento breve de Julia del Prado Morales de Peña




Zimpa, el duende

Se bailaba una rumba dorada alrededor de la laguna de los milagros. La anima con gracia y elocuencia Zimpa, el duende. 

Justo en en ese  momento asoma en su espejo de agua tres hojillas blancas que al compás de la música se convierten en tres gráciles danzarinas. Luego aparece en el firmamento Anita, la hada madrina. Con su varita mágica las convierte en tres cisnes que desde entonces hacen la delicia de los visitantes.

JULIA DEL PRADO (PERÙ)

"El gato" cuento breve de Julia del Prado. Montaje de Emilio Pérez Delgado, escritor y artista ceuta-catalán.



El gato

Toc toc toc. Suena la aldaba y en esa casa inmensa, deteriorada por el tiempo,  sólo queda como habitante el gato de la abuela, un gato gordo, inmenso que debe tener como 50 años. Ha tenido más de siete vidas y, como única compañía, tiene un espejo.

Toc toc toc. Vuelve a repicar la aldaba, el gato, raudo, intenta abrir la puerta, pero se choca con el espejo y queda atrapado dentro de él, se le ve como a Walt Disney le gusta; con las manos en alto. Con sus patas abiertas y, en la mano izquierda.una pistola a lo cowboy.

Permanece así con una una sonrisa siniestra.




JULIA DEL PRADO (PERÚ)

viernes, 15 de junio de 2012

BICHITO DE LA SUERTE*


Rojo y negro es mi bichito,
bonito y engalanado.
Vive sonriendo a los chicos
y cuidando de las flores.

Es pequeño y muy pituco,
brillante, toda su espalda.
Colorado y con lunares
se esconde entre la grama.

Mariquita o catarina,
le decimos en el barrio.
Ella tiene una casita
muy cerca del estanque.

¡Dejen a las vaquitas
que San Antonio las trajo!
Dice siempre el jardinero
que las esparce en el pasto.

Come insectos a montones.
Yo lo lleno de caricias.
Recorre todo mi brazo
y  me mata a cosquillas.

Bichito de San Antonio,
mírate en este espejo.
Bonito y engalanado,
de la suerte,
mi amuleto.

ANY CARMONA
* Del libro Pequeñas huellas

BARRILETE*


Vuela barrilete.
Salta entre nubes
de algodón,
entre playas celestes
de papel manteca.
Barrilete púrpura
como el campo de flores
que te mira.
Violeta
como el firmamento
en un atardecer de verano.
Pájaro amarillo de luz vibrante.
Tienes una cola larga
enhebrada de moños
y cintas brillantes.
Dibujos de soles
y estrellas que te hacen girar.
Gira, sube, baja,
barrilete.
Cometa danzante de felicidad.
El soplido del viento
te da fuerza.
El fragor de los niños
te sostiene.
Barrilete alado.
Barrilete mágico.
Nadie como tú
simbolizas la alegría infantil.
Movimiento,
equilibrio,
proyecto,
metas alcanzadas.
Siempre serás
crianza en acción.
¡Vuela barrilete,
salta entre nubes de algodón!

ANY CARMONA
*Del libro Pequeñas huellas

PAÍS DE AZÚCAR*


En mi país de azúcar
con ciudades de bombón
viven niños felices,
llenos de imaginación.
Ellas tienen casas de caramelo.
Sus techos son de merengue,
de galletitas las paredes
con columnas de turrón.

En cada  río
hay leche chocolatada
y en el mar  hay peces
de mermelada.
Rojos y azules,
de aletas anaranjadas.
Medusas de gelatina
y caracoles de harina.

 El agua del océano
no es salada,
es dulce pues es de miel
con olas grandes
merengadas
y barquitos de papel.

En mi país de azúcar
hay pueblos de mantecol.
La  lluvia es de almíbar,
de coco rallado, la nieve.
Gotas y copos caen
sobre este país de ilusión.

Si miramos a lo lejos,
vemos prados de amor.
Son de fruta abrillantada,
de pan dulce y de yogur.
A su vera las montañas
parece que de helado son.
¿De qué gustos vienen ellas,
o cuáles son sus sabores?
Algunas son de frutillas,
de dulce de leche, de vainilla
pero también hay de limón.
Con almendras, con maní
o con cacao granizado
de color marrón.

Es mi nación una dulzura,
es canto y es confitura.
Sus senderos y caminos
son de crema chantillí.
De facturas son sus puentes,
de biscochuelo, los autos.

De azúcar impalpable
vienen nevadas, las flores.
Y los árboles como pompones,
dan ramas de chocolate
y el  follaje,
es de sambayón…

¡Qué rico es mi país!
De risas,
de dulces
y de ilusión.

ANY CARMONA
*Del libro Pequeñas huellas

domingo, 10 de junio de 2012

MUJER DE ARENA


Copito, grano, terrón, brizna, punto.
Eso soy. Nadie.
Tal vez una pieza del engranaje.
Alguien parecida a una hormiga.
¿Una miga?
¿Un soplido?
¿Una gota que baila en la lluvia?

Quise amasar un castillo,
lo quise de piedra
pero lo esculpí en arena.
Arena que la brisa mece.
Fue como un espejismo,
una nada entre quimeras.

La arena besa rauda,
el tiempo de las cerezas.
Es el ave migratoria,
es la caricia de céfiro.
Y mi vida va tras ellos.

Mujer de arena
que se esfuma, pasa, vuela.
Pero mi alma no,
mi alma quedará,
a pesar de los relojes
y las olas,
grabada en piedra.


ANY CARMONA

domingo, 27 de mayo de 2012

BEBE DE CIELO por ANY CARMONA























Bebé de cielo,
bebé de risa,
de papilla,
de arrorró,
de gateos
y canciones.

Bebé despierto,
bebote tierno,
demasiado inteligente.
Dormido, sonrojado,
juguete de la abuela.

Te amo tanto,
bebito de masapán,
nenito de la alegría,
que podria tejer alas
con mi cariño.
Para atravezar volando
el océano
cada vez que tu me llames.

Tus ojos azules
son mi mar del encuentro.
Tu grito agudo
es mi llamado.
Y tu sonrisa, mi placer.

Mateo, Mateo, Mateo.
Tu nombre vendrá
a mi almohada
traido por el viento
cada noche
y cada mañana.
No lo dudes, corazón mio
que tu abuela te acompaña.


ANY CARMONA

lunes, 5 de marzo de 2012

FANTASMÓN por MANUEL CUBERO URBANO



 Don Flavino de la Oscuridad vivía en aquel viejo piso desde bien entrado el S. XVIII. Prudente y recatado, había ocultado su presencia durante varias generaciones de inquilinos. Aquellos trozos de esencia familiar que habitaban en el corazón de sus inocentes herederos habían puesto freno de manera continuada a sus fantasmales tendencias. Fue en la sexta generación cuando todo cambió. Se llamaba Flavinín. Un calco mío, pensó orgulloso don Flavino segundos después de verlo nacer. Y lo era, un calco total, travieso, protestón, comilón y con tales ganas de quemar energía que con apenas diez meses ya conocía a fondo todos los rincones y secretos del hogar. Esta criatura debe saber de una puñetera vez quien manda aquí, se dijo una mañana después de tener que soportar una interminable e infantil meada que alcanzó el último resquicio de las grietas donde habitaba el anciano fantasmón. Durante toda la eternidad se arrepentiría de haber intentado imponer su  espectral autoridad ante  aquel diablillo incorregible.
Fue sólo un ensayo. Un mínimo golpe de viento en el rostro del chiquillo y una sonrisa espectral lanzada desde la oscuridad. Desde aquella noche, el niño, armado de un tirachinas, lo persiguió incansable por todos los rincones de la mansión:
-Espera, espantajo. ¡Cuando te pille te vas enterar de lo que vale un peine!
¿Qué pecado habría cometido para convertirse en el más desgraciado de los fantasmas que deambulaban por aquel viejo barrio?


MANUEL CUBERO URBANO