El libro es nuestro amigo

El libro es nuestro amigo
El libro es nuestro amigo. Cuando un niño o un adolescente leen tiene la posibilidad de asomarse a mundos inusitados

El valor de las letras

Cuando un niño o un adolescente lee, vuela con su imaginación al infinito. Las letras nos hacen cabalgar sobre mundos extraordinarios, ser princesas entre castillos de ensueño, héroes salvadores de la humanidad o alegres saltamontes rodeados de mariposas y ráfagas de brisas primaverales. Podemos elevarnos con la quilla de algún barco pirata, saltar de una nave hacia el espacio sideral o cruzar la puerta de la realidad hacia sitios fantásticos. La literatura es magia para nuestra primera infancia tanto como aventura en la adolescencia o pasión en la juventud. Los cuentos, poemas y relatos son las alas del alma.

¡Como Alicia en el País de las Maravillas...pasemos juntos del otro lado!


Any Carmona

viernes, 22 de junio de 2012

"Zimpa el duende" cuento breve de Julia del Prado Morales de Peña




Zimpa, el duende

Se bailaba una rumba dorada alrededor de la laguna de los milagros. La anima con gracia y elocuencia Zimpa, el duende. 

Justo en en ese  momento asoma en su espejo de agua tres hojillas blancas que al compás de la música se convierten en tres gráciles danzarinas. Luego aparece en el firmamento Anita, la hada madrina. Con su varita mágica las convierte en tres cisnes que desde entonces hacen la delicia de los visitantes.

JULIA DEL PRADO (PERÙ)

"El gato" cuento breve de Julia del Prado. Montaje de Emilio Pérez Delgado, escritor y artista ceuta-catalán.



El gato

Toc toc toc. Suena la aldaba y en esa casa inmensa, deteriorada por el tiempo,  sólo queda como habitante el gato de la abuela, un gato gordo, inmenso que debe tener como 50 años. Ha tenido más de siete vidas y, como única compañía, tiene un espejo.

Toc toc toc. Vuelve a repicar la aldaba, el gato, raudo, intenta abrir la puerta, pero se choca con el espejo y queda atrapado dentro de él, se le ve como a Walt Disney le gusta; con las manos en alto. Con sus patas abiertas y, en la mano izquierda.una pistola a lo cowboy.

Permanece así con una una sonrisa siniestra.




JULIA DEL PRADO (PERÚ)

viernes, 15 de junio de 2012

BICHITO DE LA SUERTE*


Rojo y negro es mi bichito,
bonito y engalanado.
Vive sonriendo a los chicos
y cuidando de las flores.

Es pequeño y muy pituco,
brillante, toda su espalda.
Colorado y con lunares
se esconde entre la grama.

Mariquita o catarina,
le decimos en el barrio.
Ella tiene una casita
muy cerca del estanque.

¡Dejen a las vaquitas
que San Antonio las trajo!
Dice siempre el jardinero
que las esparce en el pasto.

Come insectos a montones.
Yo lo lleno de caricias.
Recorre todo mi brazo
y  me mata a cosquillas.

Bichito de San Antonio,
mírate en este espejo.
Bonito y engalanado,
de la suerte,
mi amuleto.

ANY CARMONA
* Del libro Pequeñas huellas

BARRILETE*


Vuela barrilete.
Salta entre nubes
de algodón,
entre playas celestes
de papel manteca.
Barrilete púrpura
como el campo de flores
que te mira.
Violeta
como el firmamento
en un atardecer de verano.
Pájaro amarillo de luz vibrante.
Tienes una cola larga
enhebrada de moños
y cintas brillantes.
Dibujos de soles
y estrellas que te hacen girar.
Gira, sube, baja,
barrilete.
Cometa danzante de felicidad.
El soplido del viento
te da fuerza.
El fragor de los niños
te sostiene.
Barrilete alado.
Barrilete mágico.
Nadie como tú
simbolizas la alegría infantil.
Movimiento,
equilibrio,
proyecto,
metas alcanzadas.
Siempre serás
crianza en acción.
¡Vuela barrilete,
salta entre nubes de algodón!

ANY CARMONA
*Del libro Pequeñas huellas

PAÍS DE AZÚCAR*


En mi país de azúcar
con ciudades de bombón
viven niños felices,
llenos de imaginación.
Ellas tienen casas de caramelo.
Sus techos son de merengue,
de galletitas las paredes
con columnas de turrón.

En cada  río
hay leche chocolatada
y en el mar  hay peces
de mermelada.
Rojos y azules,
de aletas anaranjadas.
Medusas de gelatina
y caracoles de harina.

 El agua del océano
no es salada,
es dulce pues es de miel
con olas grandes
merengadas
y barquitos de papel.

En mi país de azúcar
hay pueblos de mantecol.
La  lluvia es de almíbar,
de coco rallado, la nieve.
Gotas y copos caen
sobre este país de ilusión.

Si miramos a lo lejos,
vemos prados de amor.
Son de fruta abrillantada,
de pan dulce y de yogur.
A su vera las montañas
parece que de helado son.
¿De qué gustos vienen ellas,
o cuáles son sus sabores?
Algunas son de frutillas,
de dulce de leche, de vainilla
pero también hay de limón.
Con almendras, con maní
o con cacao granizado
de color marrón.

Es mi nación una dulzura,
es canto y es confitura.
Sus senderos y caminos
son de crema chantillí.
De facturas son sus puentes,
de biscochuelo, los autos.

De azúcar impalpable
vienen nevadas, las flores.
Y los árboles como pompones,
dan ramas de chocolate
y el  follaje,
es de sambayón…

¡Qué rico es mi país!
De risas,
de dulces
y de ilusión.

ANY CARMONA
*Del libro Pequeñas huellas

domingo, 10 de junio de 2012

MUJER DE ARENA


Copito, grano, terrón, brizna, punto.
Eso soy. Nadie.
Tal vez una pieza del engranaje.
Alguien parecida a una hormiga.
¿Una miga?
¿Un soplido?
¿Una gota que baila en la lluvia?

Quise amasar un castillo,
lo quise de piedra
pero lo esculpí en arena.
Arena que la brisa mece.
Fue como un espejismo,
una nada entre quimeras.

La arena besa rauda,
el tiempo de las cerezas.
Es el ave migratoria,
es la caricia de céfiro.
Y mi vida va tras ellos.

Mujer de arena
que se esfuma, pasa, vuela.
Pero mi alma no,
mi alma quedará,
a pesar de los relojes
y las olas,
grabada en piedra.


ANY CARMONA